Home Blog
Blog
Blog

0 2545

Hola, me llamo Salud y el miedo me va a matar.

Hay que joderse, con mi nombre debería poder curar y no dejarme matar.

Busco qué me motiva y qué no, para dejar de creer que mi vida es un desastre.

Me hago infinitas preguntas, infinitas porque nunca se acaban, divago acerca de los errores que sigo cometiendo y lógicas que se convierten en ilógicas .

0 640

unnamed

En Atalaya cada día es diferente, no existe la rutina.

En Atalaya se invierten los decálogos.

En Atalaya la gente puede olvidarse de todo lo que realmente importa.

En Atalaya la gente solo se divierte cuando duerme.

En Atalaya hay mar con barcos de corcho.

En Atalaya hay un faro pero solo ilumina a quienes pueden verlo.

En Atalaya hay un aeropuerto sin pista de aterrizaje.

En Atalaya solo hay drogas de farmacia.

En Atalaya las emociones están sobrevaloradas, aunque sea lo único que exista de verdad.

En Atalaya no hay calles con nombres.

En Atalaya las multas no se pagan con dinero.

Atalaya es un sinsentido de caminos, bifurcaciones y rotondas sin señales.

Atalaya es el lugar donde nada significa nada.

Atalaya es el paraíso de los cobardes.

Atalaya es Chernobil antes de que llegasen los suecos.

Vacaciones en el lado oscuro del cerebro.

Terremotos que podrían evitarse.

Inundaciones que podrían controlarse.

Y hace frío, mucho frío, más que en el Ártico.

 

Por eso yo jamás viajaré a Atalaya.

 

 

 

(Nota aclaratoria: Este Atalaya no tiene nada que ver ni hace referencia a ningún municipio, revista, ni compañía teatral, y tampoco con La Liga de la Justicia)

0 526

yo-ostras

Posiblemente el acto más valiente que puedes hacer en tu vida es desnudarte. Y no me refiero a quitarte las bragas, si no a desnudar tu esencia, mostrarte como eres realmente.

Sobre todo porque es una sorpresa para ti misma saber qué tienes dentro, donde sólo tú puedes llegar.

Sería maravilloso dejar de graduar la frecuencia e ir totalmente desnudos, no sentirnos tan indefensos, no poner límites a lo que mostramos de nosotros mismos. 

0 1156

unnamed-1

Dicen que pensar demasiado no sirve de nada,  o que hacerte demasiadas preguntas genera demasiada frustración, agotamiento o descontento.

Yo opino todo lo contrario.

El día que deje de pensar y hacerme preguntas estaré más muerta que viva, aunque siga respirando. Ahí si me habré agotado, ahí me habré rendido.

0 1258

unnamed

¿Conoces la sensación de querer perdonar porque sabes que es lo único que te va a calmar, lo único que va a hacerte sanar y olvidar?

Pues eso es lo que siento, pero al mismo tiempo siento rabia. 

0 3564

DSC_9486

Bájame las bragas, pero no las tires al suelo, que luego voy a querer que me las planches.

Llega, pero sin que te vea venir.

Empótrame y miremos hacia Cuenca o Gibraltar, pero miremos, y entremos en bucle.

Agárrame el pelo y hazme una coleta para que no me moleste.

No me idealices, porque te decepcionarás, o no. Pero no lo hagas.

0 1623

Ve con un solo paracaídas, como dice Calamaro, porque ir con dos es como llevar un por si acaso, como si te predispusieras a la catástrofe, como no ir entera, o como ir sabiendo que habrá guerra.

Las guerras sólo se deberían de hacer en la cama. El amor, la guerra y la paz todo en un asalto, o en varios. Con sábanas que huelan bien y algo de sudor. Así se hace y se gana una guerra. Y viva la guerra.

0 2288

 

DSC_8175

 

Factúrate la vida.

Solo tú sabes si vas con equipaje de mano o vas con todo.

Enhorabuena a todos los que sabéis cual es vuestro rumbo, vuestro lugar y vuestro hogar, porque la mayoría nos dedicamos a mentir diciendo que lo sabemos, pero no tenemos ni idea.

Cogemos nuestras maletas y vamos de aquí para allá , aprendiendo, creciendo y dejándonos el alma en cada cosa que hacemos o lugar que vayamos. Porque si lo haces es para dejártela, cambiar de ciudad, de país o de vida, es para facturar bastante peso.