Home Blog Sobrevivir al miedo

0 2673

Hola, me llamo Salud y el miedo me va a matar.

Hay que joderse, con mi nombre debería poder curar y no dejarme matar.

Busco qué me motiva y qué no, para dejar de creer que mi vida es un desastre.

Me hago infinitas preguntas, infinitas porque nunca se acaban, divago acerca de los errores que sigo cometiendo y lógicas que se convierten en ilógicas .

Igual lo que no me motiva es el esfuerzo, y no por la prometida recompensa que se nos ha dicho siempre.

A lo mejor hay que sincerarse, y tengo que reconocer que nunca he dado el 100% en nada. Nunca me he esforzado como si me estuvieran arrebatando el alma, y solo me he engañado a mi misma pensando que me dejaba la piel cada vez que hacía algo o me involucraba en algo, llámese creencia, vocación o persona.

Al 90% sí, pero al 100% no.

Hay que tener el coño bien grande para soltarle esto a alguien en su cara (jefe, director, socio, pareja)

¿Y qué ocurre para que no sea capaz de esforzarme y dar el 100%? ¿Por qué me empeño en boicotearme a mi misma?

La respuesta es MIEDO.

¿Cómo puede existir algo tan horrible como el miedo?

¿En qué momento empiezas a tener miedo? ¿De dónde nace? ¿Qué día apareció y se apoderó de tu mente y comenzó a joderte la vida?

Porque el miedo te jode la vida, y así no avanzas. Y te sientes gilipollas por no avanzar.

Porque cuando te propones buscar soluciones para poder hacerlo, aunque sea paso a paso, tu nube mental te lleva a no saber por donde empezar, te paraliza. Comienzas a no verte, voces perennes intentan convencerte de que no eres lo suficiente para nada, te lleva a ser insegura, incapaz, imperfecta… a ser menos. A ser pequeña, hasta volverte invisible.

Y eso es una mierda. Porque las pocas veces que has sido grande, has sido enorme.

Pero no sabes como hacerlo, ni con libros de autoayuda ni metafísica, ni crecimiento personal, ni con ensayos sobre el miedo, ni con Coelho ni con Chomsky. Ni durmiendo doce horas, ni con subidas de autoestima, ni con palabras, ni con actos, ni personas, ni con alcohol, ni tomando el sol ni oliendo a mar.

El miedo no se va.

Sobrevivir al miedo.

Miedo al dolor, miedo a sufrir, miedo a fenómenos paranormales. Miedo a que alguien vea que eres miserable o una farsante, miedo a que no llegues a ser considerada ni si quiera mediocre o estándar, miedo a ser una más, miedo a que cualquier crítica te de mas razones para volver a salir huyendo.

Miedo a que el mundo paralelo en el que vives se desmorone y ni si quieras puedas cobijarte en tus fantasías o ilusiones. Miedo a que todos tus miedos sean reales.

Miedo a que el decálogo se convierta en apología.

Miedo a lo que habitamos, a lo que podemos ser y no somos, a lo que queremos ser y somos realmente. Miedo a lo que no queremos ser. Miedo a lo que no existe.

 

¿Cómo asesinamos al miedo?

¿Cómo lo matamos antes de que se convierta en tradición o antes de que él nos mate a nosotros?

 

Ojalá un día aparecer en la sección de sucesos en algún periódico “Salud M, de 35 años, asesina en serie de miedos, ha sido puesta en libertad y sin cargos”

 

 

 

¡Hola! Bienvenid@ a mi espacio, soy Salud Martínez, actriz y creadora. He querido reorganizar mi blog y unir mi lado personal. En este blog vais a encontrar mis reflexiones, pensamientos, lo que me nace escribir y expresar, mis trabajos como actriz, y proyectos en los que ando. Mil gracias por vuestra visita y por leerme. Salud Martínez

POSTS SIMILARES

0 178

0 249

No hay comentarios

Responder